jueves, 23 de octubre de 2014

Brutal ataque de las fuerzas de ocupación marroquí a familia saharaui que intentaba impedir instalación ilegal de torres eléctricas en su propiedad privada

El día 22 de octubre 2014, a primeras horas de la mañana, en una propiedad perteneciente al Sr. Boujemaa El Bachir Mohamed Ali, registrada bajo jurisdicción española desde 1960, a 24 km. de la ciudad ocupada de El Aaiún, vía Hagunia, se produjo una violación de propiedad privada, por parte de la empresa marroquí de electricidad, en complicidad con la empresa extranjera ALSTOM, con el objetivo de comenzar las obras de instalaciones de torres de energía eléctrica, sin permiso ni consentimiento de sus dueños.
Cabe destacar que ambos propietarios, Boujemaa y su esposa, tienen además del registro de propiedad española, DNI de la provincia 53 de España y libro de familia español.
Las mencionadas empresas, con respaldo de la policía, militares y gendarmería, irrumpieron violentamente en la propiedad de Boujemaa, de inmediato, sus dueños, (Boujemaa y su esposa), acompañados por una de sus hijas y otros tres familiares, se hicieron presentes en el lugar, siendo las 8:30 de la mañana, con el objetivo de dialogar con los usurpadores, pero como respuesta recibieron una brutal paliza por parte de las fuerzas de seguridad presentes en el lugar.
Como consecuencia de tal brutal intervencion y violacion a la propiedad privada, se han suscitado las siguientes heridas:
Boujemaa, herido en el antebrazo
Su esposa Hadhoum Esbai, herida en la cabeza
Su hija Elghalia Essaidi, herida en el antebrazo
Sobrino de la familia, herido también a nivel de los hombros.
Luego del violento episodio, las fuerzas de ocupación detuvieron a dos miembros de la familia, los Sres. Ali Salem Ailal, y Bachir Yadasi, quienes fueron demorados en las instalaciones de la Gendarmería, en la ciudad ocupada de El Aaiún y puestos en libertad, horas mas tarde, siendo las 19 hs. del mismo día.
La familia de Boujemaa, exige a las empresas extranjeras que invierten su dinero en los Territorios ocupados del Sáhara Occidental, que antes de iniciar sus transacciones comerciales, se informen de la situación, ya que Marruecos está violando la legalidad internacional, cediendo terrenos que no les pertenecen a inversionistas extranjeros que desconocen la real situación, y en este caso en particular, la propiedad de la familia de Boujemaa, es una propiedad saharaui, con registro legal, bajo jurisdicción y sellos del gobierno español, y por tanto, no es territorio marroquí.
Por tanto, la familia solicita a través de este medio, que intervenga la justicia español, en defensa de terrenos que legalmente están bajo jurisdicción territorial y legal de España.
Ademas, extenden un llamamiento a la comunidad internacional a que contribuyan en el exigimiento de que Marruecos y sus cómplices, terminen de inmediato con el expolio de recursos naturales saharauis, expropiación de propiedades privada y que se retire del territorio saharui que está ocupando ilegalmente hace casi 4 décadas.

Read more »

lunes, 20 de octubre de 2014

Entrevista con el padre de la joven saharaui, Mahyuba Mohamed Hamdi Daf.

 
cargo de Bachir Mohamed Lahsen y Nasra Mulay.
Cuál es la situación de Mahyuba?
Hace su vida con absoluta normalidad. Se pasea con sus amigas y tiene las vivencias propias de cualquier otra joven con su familia. Va a los mercados y hace su vida con absoluta normalidad. Sólo observo que cuando habla por teléfono con la familia que la hospeda en España, cambia su rostro y no sé a qué se debe eso.
Dónde está ella ahora mismo?
Ahora mismo está dentro de la jaima, tomando té con unos familiares.
Habéis tenido algún contacto con las autoridades saharauis?
Si. Las autoridades nos han pedido que comprendiéramos las presiones que ejerce la familia que la hospeda en España y otras partes. Y, con toda sinceridad, hemos dicho que rechazamos cualquier tipo de chantaje. No obstante, les hemos puesto al corriente de que no nos oponemos a que nuestra hija se marche a España. Y esta es nuestra posición desde el principio, pero debe ser con su consentimiento primero y, luego, el convencimiento nuestro como familia.
Lo que rechazamos de plano son los ataques a nuestra familia, en particular, y al pueblo saharaui, en general. Lo que anhelamos es que se escuche nuestra versión como familia y la suya propia, lejos de cualquier tipo de propaganda tendenciosa que se lleva a cabo desde determinados ámbitos.
Nosotros, como familia, deseamos que Mahyuba se quede con nosotros el mayor tiempo posible, para que conozca mejor las tradiciones y costumbres de su pueblo y para que conozca, también, a los miembros de su familia, algo que no ha podido suceder debido a su larga estancia en España. 
Y no tenemos nada que objetar si ella quisiera ir a España, pero no mediante el chantaje y, desde luego, no antes de que se acabe esta tensión y las aguas vuelvan a su cauce.
Cómo se siente su madre?
En cuanto a la situación de la madre de Mahyuba, está en una situación poco envidiable. Ella es su única hija y como toda madre, anhela ver a su tesoro más preciado el mayor tiempo posible, vivir con ella cotidianamente. Pero, aquí, nadie ha obligado, a Mahyuba, a quedarse o la ha secuestrado.
Ejerce la familia algún tipo de presión sobre Mahyuba para quedarse aquí?
No. Nunca. Ella hace su vida, como he dicho, con absoluta normalidad. Tiene su teléfono y puede comunicarse con quien desea y tiene, en su poder, todos sus documentos. En fin, no ejercemos sobre ella ningún tipo de presión.
Podemos hablar con Mahyuba?
Claro... El padre llama a Mahyuba
Después de mucho vacilar, responde,
Mahyuba, cómo estás?
Estoy bien, gracias a Dios.
Tu estás secuestrada?
No. De ningún modo. Pero soy consciente que tengo un porvenir académico y laboral en España ya iniciado y he superado muchos obstáculos para alcanzarlo y no deseo echarlo todo a perder.
Si las circunstancias lo permitieran, irías ahora a España?
Esta es una decisión que sólo me incumbe a mi. Y la única que decide cuándo voy a España soy yo.
Qué opinión tienes del escándalo surgido ahora?
Nunca llegué a pensar que las cosas iban a llegar a donde han llegado, especialmente, porque no tengo ningún interés en que mi vida privada pase a ser un asunto público, que lo trata la gente en público. Y menos que repercuta sobre los refugiados saharauis mediante la suspensión de la ayuda humanitaria, anunciada por algunos organismos.

Read more »

miércoles, 15 de octubre de 2014

El caso de Baby Gargar en la Justicia española

Lammad Malud, hermano del español Baby Hamday, fallecido en 2010, ayer en Madrid.

"La acusación del 'caso Baby' pedirá al juez Moreno más testificales e informes del CNI"

El ciudadano español Lammad Malud cerró ayer su larga espera de cuatro años tras declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno. Lo hizo como querellante de la causa abierta por la muerte de su hermano, el también español Baby Hamday Buyema, ocurrida el 8 de noviembre de 2010 durante la represión de la policía marroquí a unas protestas en El Aaiún (Sáhara Occidental).

La comparecencia de Lammad duró 20 minutos. El testigo viajó desde su casa de París para la declaración en el Juzgado Central de Instrucción número dos. Respondió a siete preguntas del juez Moreno y del fiscal Pedro Martínez, todas concernientes a las circunstancias del fallecimiento de Baby -fue atropellado tres veces por un vehículo del grupo urbano de seguridad- y por sus motivaciones políticas.

«Mi hermano no tenía relación con el Frente Polisario (movimiento de liberación). No era activista político ni ese día formaba parte de las protestas en el campamento de Gdeim Izik. Solo iba a trabajar en el autobús de su empresa de fósforos y cuando se disponía a grabar los altercados le envistió un coche de policía. ¡Le mataron solo por ser saharaui!», declaró Lammad ayer a la salida de la Audiencia Nacional.

Tras esta primera testifical de la querella, admitida por el juez Moreno a finales de septiembre tras cuatro años de inmovilismo, que le costó una denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial, las acusaciones personadas en el procedimiento tienen previsto solicitar una batería de diligencias de investigación.

Los querellantes, la familia de Baby y la Liga Española Pro derechos Humanos, reclamarán las citaciones de los saharauis que vieron los hechos y atendieron a la víctima y los informes que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) pudo trasladar al Ministerio de Exteriores sobre aquellas protestas, que dejaron varios muertos y decenas de heridos.

De la misma forma, quieren buscar a los policías que atropellaron a Baby, de 35 años y dos hijos, y pedir la citación del exministro del Interior marroquí, Taib Cherkaui, que se encontraba en El Aaiún cuando sucedieron las protestas. Cherkaui defendió entonces que la intervención policial fue «pacífica» y la muerte del ciudadano español, «accidental».

Fuente: http://www.lavozdigital.es/

_________________________________________________

«Mi hermano fue asesinado por un Estado criminal y solo pido justicia»

  • Tras cuatro años de espera, Lammad declaró ayer en la Audiencia Nacional por la muerte del español Baby Hamday en el Sáhara Occidental



Vestido con el 'daraa', el traje típico saharaui, y un pequeño bolso lleno de papeles aterrizó ayer en Madrid procedente de París Lammad Malud Ali. Este ciudadano español nacido en El Aaiún en diciembre de 1962, cuando aún era la provincia 53 de España, declarará hoy como testigo en la Audiencia Nacional.

Lo hará como querellante en la causa abierta por la muerte de su hermano, el también español Baby Hamday Buyema, de 35 años y padre de dos hijos, quien fue atropellado por la policía marroquí durante la represión de las protestas que tuvieron lugar en un campamento de refugiados a las afueras de la capital del Sáhara Occidental, el 8 de noviembre de 2010.

Para Lammad, trabajador de una fábrica de coches en París, a donde tuvo que trasladarse cuando la crisis le mandó al paro en su Alicante adoptiva, la posibilidad de sentarse delante del juez Ismael Moreno y relatarle los hechos que rodearon esta tragedia familiar «es una liberación».

Y es que para llegar hasta este momento han pasado casi cuatro años. Un periodo en el que el titular del Juzgado Central de Instrucción número dos ha mantenido en el cajón las dos querellas presentadas solo seis días después de la muerte de Baby, cuyas imágenes con la cara ennegrecida y el cuerpo reventado dieron la vuelta al mundo aquella fatídica mañana en la que iba a trabajar a su empresa de fosfatos, como cualquier otro día.

Las denuncias fueron presentadas por su familia, como acusación particular, y por la Liga Española Pro Derechos Humanos, que ejerce la acusación popular. La Fiscalía apoyaba entonces la admisión, pero el juez Moreno no. Pese a ser competente, prefirió preguntar a Marruecos si estaba investigando los hechos para evitar duplicidades procesales. En realidad una quimera que solo dilató la apertura de la causa. Así hasta hace dos semanas.

Una denuncia de los querellantes ante el Consejo General del Poder Judicial precipitó los acontecimientos. Acusaban al instructor de dejación de funciones e incumplimiento de las resoluciones de la instancia superior, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que acaba de avalar el principio de territorialidad de la jurisdicción española en el Sáhara Occidental.

En tres días, Moreno admitió las querellas por los delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato, lesiones, torturas y secuestro. Pero de momento no ha imputado a nadie. La primera diligencia fue citar a Lammad para hoy.

«La hora de la Justicia»

«Le diré al juez por qué no investigó antes. Por qué dejo languidecer este asesinato de un Estado criminal como Marruecos. En este tiempo se han destruido pruebas, los responsables políticos y policiales han cambiado de sillón. Pero aún estamos a tiempo. Es la hora de la justicia», aseguró el testigo mientras se agarraba con fuerza a los brazos de la silla.

Cuando recuerda a su hermano de madre, los escabrosos detalles de cómo perdió la vida, Lammad se emociona. «Iba a trabajar y vio las protestas. Se le ocurrió grabar con el móvil. Un vehículo del cuerpo especial de la policía le identificó y fue directo a por él. Primero lo envistió. Luego dio marcha atrás y le pasó por encima. Y, para rematar, le volvió a pisar cuando yacía en el suelo».

Cuenta que cinco testigos lo vieron todo y trataron de socorrerlo. Así lo atestigua una grabación casera. Pero ya estaba muerto. Estas mismas personas podrían ser las siguientes en pasar a declarar por la Audiencia Nacional. Pero tienen miedo a represalias de las autoridades marroquíes si salen del Sáhara Occidental y hablan. «Para los marroquíes es un caso cerrado, pero yo todavía no he podido enterrar a mi hermano, no sé dónde lo llevaron, solo quiero justicia», clama Lammad.

En El Aaiún casi todos se conocen. Y el testigo cree que no sería complicado identificar a los agentes que atropellaron a Baby. Tan solo para limpiar su buen nombre.

Fuente: http://www.larioja.com/
Read more »

domingo, 12 de octubre de 2014

El vaivén y los equilibrios de la Unidad Nacional saharaui



En aquel colegio internado, de educación primaria, que sigue ocupando un rincón especial en la nostalgia de lo mejor de nuestras vidas, teníamos asignaturas muy curiosas. Estaba, por ejemplo, Educación Islámica, en la que nos esforzábamos por memorizar el Corán; o Educación Nacional, en la que se nos inculcaban los valores del Frente Polisario, los símbolos nacionales, etc….; “Almahfudat”, que consistía en memorizar poesía, versos para alimentar nuestra alma nómada y soñadora; y también nos enseñaban Historia del Sahara.

Mi maestro decía que el pueblo saharaui se caracterizaba por su hospitalidad, valentía y honor, pero sobre todo por su unidad. Y a pesar de que los saharauis eran un conglomerado de tribus heterogéneas, con distintas ocupaciones para su supervivencia, nos decía que todas estaban representadas en el “Majlis Ait Al Arbain”, o “Consejo de los Cuarenta”. Un Consejo mítico, que hoy sigue siendo objeto de controversia, tanto en la literatura como en el imaginario popular. Sin embargo, sí hay un relato común sobre la necesidad, establecida, de acuerdos unánimes entre todas las tribus para aquellos asuntos que afectaban al conjunto de los saharauis.

España en su época colonial instrumentalizó a las organizaciones tribales como intermediarios en su política indigenista, tanto para resolver como para crear conflictos. Las tribus estuvieron “representadas” primero en la “Yamaa” (en árabe “grupo” o “agrupación”) y al final de la colonización, en un arrebato de modernidad, y sobre todo para restar el apoyo creciente de la población al Frente Polisario, en el Partido de Unión Nacional Saharaui (PUNS). Un partido organizado y  teledirigido, con no pocas complicidades, desde la metrópoli.

Sin embargo, a ojos de los jóvenes fundadores del Frente Polisario, ninguna de estas estructuras político-tribales representaba la necesaria y auténtica unidad de los saharauis como nación, para afrontar la nueva etapa de la postcolonización, que ya se vislumbraba a finales de los años sesenta.

Luali, convertido en líder del movimiento anticolonial saharaui, proclama su fe en la posibilidad de la Unión Nacional. Convoca a todos los saharauis a unir fuerzas y enterrar el tribalismo como factor de división y obstáculo histórico en la construcción de un Estado saharaui y una sociedad de nuevo cuño en el Sahara Occidental, basada en los principios del socialismo de la época, en el que el interés del colectivo y de la nación debía primar por encima del individual o tribal.

Así el tribalismo, junto a la esclavitud, pasó a catalogarse como uno de los ”pecados mayores”  (“jarima sauda”) en el código ideológico de la joven revolución. Y si bien nunca se ha dictado decreto oficial alguno para abolir estos dos fenómenos, sí es cierto que quienes los practicaron o enaltecieron fueron acusados y condenados al aislamiento o la estigmatización por la mayor parte de la sociedad.

Por desgracia, tan sólo trece años después de aquel histórico 12 de octubre de 1975, el efecto del hechizo, que había convertido a una ancestral sociedad tribal en una gran hermandad nacional, empezó a diluirse. El liderazgo de la dirección del F. Polisario se debilitaba por las divisiones internas; en unos casos por abusos de poder, en otros por permanentes demandas de mayores cuotas de representación. La solución, cómoda pero de trascendentales efectos como veremos, se encontró recurriendo a un nuevo enfoque del tribalismo, que aunque proscrito permanecía latente. Este nuevo enfoque es lo que podría denominarse “tribalismo político”, que ya sin ataduras, irrumpe con una virulencia desconocida hasta entonces.

El nuevo régimen de “tribalismo político” va a exigir permanentes equilibrios de poder y de representación entre las distintas tribus y fracciones e irá generando una dinámica de crispación en la sociedad saharaui, que amenaza constantemente la convivencia e impide la construcción de un Estado democrático, garante de derechos y libertades, y sometido al imperio de la ley.
  
*  *  *

El “tribalismo político” responde a unas lógicas de intereses materiales, en las cuales las élites políticas se convierten en equipos tribales extractivos, que actúan en detrimento de una distribución equitativa de los pocos o muchos recursos y de una gestión eficaz de unos servicios públicos básicos.

Por otro lado el “tribalismo político” se manifiesta como una ideología de exclusión y hasta odio hacia “el otro”, en base a una supuesta superioridad de la tribu propia sobre las demás. Superioridad que otorga la “legitimidad”, en el ejercicio del poder, para actuar en beneficio propio o de la tribu, por encima del interés general e incluso al margen de la ley.  Convirtiéndose así en un método generalizado y eficaz de movilización y manipulación de los miembros de las tribus dispuestos a obedecer “ciegamente” a la élite, y que ven, llegado el caso, en cada miembro de otra tribu, a un adversario o competidor.

El investigador congolés Jean Calude Beri, en un artículo titulado “el cinismo del tribalismo político”, habla del culto obsesivo a la tribu y su manipulación cada vez que hace falta. El “tribalismo político” se acaba infiltrando en todos los niveles de las instituciones y escenas de la vida política, dejado relegadas a un segundo plano las funciones básicas del Estado, que puede quedar como un zombi, que ha perdido el impulso vital de los valores e ideales que constituyeron la unidad en torno al proyecto de construcción nacional.

Pero, y a pesar de todo, no creemos que el tribalismo en general (no nos referimos obviamente al político, ya criticado), se deba condenar de forma absoluta. Sería miope no ver algunos aspectos positivos que comporta. El tribalismo es una mera extensión de la familia y como ésta establece entre sus miembros unos sólidos lazos de afectos, ayuda mutua y solidaridad. Lazos de supervivencia, cuando el entorno es hostil y el Estado débil y carente de recursos. El tribalismo contribuye, como la familia, a un cierto grado de cohesión social. Y por último caracteriza una identidad inevitable de partida, antídoto de la anomia, que con la rebeldía necesaria podemos ir reconfigurando a lo largo de nuestra vida.   

*  *  *

En el caso saharaui, “el tribalismo político” intenta mantener unida a la sociedad en base a los equilibrios tribales. Equilibrios que comportan un permanente y rotativo reparto del poder político, de la gestión de los asuntos públicos y de los privilegios e influencias, que se mantienen y actualizan, desde el alto el fuego, congreso a congreso, hasta el presente. El “tribalismo político” ha contribuido a exacerbar progresivamente la conciencia tribal de los saharauis; que ha acabado desembocado en la promoción de la mediocridad, la generalización del cinismo como práctica política, y un nivel preocupante, sin precedentes en la historia saharaui, de nepotismo y clientelismo.

Puede que las élites saharauis se sientan todavía hoy cómodas en este maremágnum de incertidumbres y división interna, pero, “aviso a navegantes”, la opinión pública saharaui, con este asunto del “tribalismo político”, está indignada a todos los niveles. Recientemente un saharaui escribía en internet “El colonialismo nos dejaba elegir los representantes de las tribus, ahora no ocurre así, son nuestros dirigentes quienes imponen para los cargos a quienes son más favorables a sus intereses”.

En el camino de estos 39 años, el régimen de “tribalismo político” ha sido nefasto, debilitando nuestra moral y  fracturando nuestra unidad. Sin embargo, extramuros de este régimen, sigue vivo el sueño de muchos saharauis de convivir en paz, libertad e igualdad, en derechos y deberes, en su tierra. Por respeto a este sueño y por todos los que de una u otra forma siguen depositando su confianza en la actual élite, apelamos, en un día como este, a una reflexión colectiva y a un diálogo nacional serio y constructivo, con la voluntad de reconciliación como única premisa.

Dejemos en la cuneta de la historia tanta crispación, tanta mediocridad y tanta ignorancia.


Lehdía Mohamed Dafa
Read more »

viernes, 10 de octubre de 2014

A cuatro años del inicio de Gdeim Izik



La Primavera árabe comenzaba a gestarse a partir de la llegada de los activistas de derechos humanos desde Argel y luego de los claros actos de violencia hacia éstos activistas saharauis y los observadores internacionales, también víctimas de violencia impune e ilegal, la situación se había  tornado insoportable.

El modo de manifestación pacífica estaba dando un giro imprevisto, la prueba latente de ello fue la sentada silenciosa, efectuada a fines de septiembre de 2010, en la ciudad ocupada  de El Aaiún, Sáhara Occidental, donde visiblemente pudimos apreciar, la comunidad internacional toda, que el pueblo saharaui, para estar "a salvo" de las agresiones, actos de violencia y/o torturas, deben estar callados y no pensar.

Desde ese momento la sociedad civil saharaui ha cambiado su modo de lucha y de reclamos, pero debemos destacar que, como bien sabemos, los saharauis se identifican como pacíficos, sosteniendo de un modo inalienable esa conducta de paz.

A partir del día 4 de octubre del año 2010, se llevó a cabo en la ciudad ocupada de Smara, una acción de éxodo masivo de los habitantes de dicha ciudad, partiendo en acampada colectiva, como clara manifestación de repudio a la política del colono invasor y represor marroquí.

Lo mismo ha acontecido en otras ciudades saharauis como es el caso de Boujdour, donde dos días antes, los ciudadanos, quienes estaban dispuestos a "exiliarse" fuera de la ciudad, fueron atacados de forma brutal por el brazo ejecutor de las autoridades marroquíes, donde hubieron cientos de heridos entre los ciudadanos que se manifestaban de un modo pacífico.

El día 10 de noviembre 2010, los ciudadanos saharauis de la ciudad ocupada de El Aaiún, comenzaron su plan de éxodo masivo hacia las afueras de la ciudad, principalmente a Lemsayd, donde en principio eran unas 150 jaimas, donde participaron en su mayoría, mujeres, ancianos y niños.

6 dias después, la totalidad de los acampantes sumaban unas 1256 familias, repartidas en mas de 1.700 jaimas y se calculaba hasta el momento, un total aproximado de 11.000 personas que habían abandonado sus casas, por el claro motivo de no seguir aceptando la política de represión e impunidad a la que están sometidos desde hace mas de 3 décadas, como así también manifestaban el reclamo  del cese del EXPOLIO DE LOS RECURSOS NATURALES DEL SÁHARA OCUPADO.

Siendo el dia 17 de noviembre 2010, los saharauis manifestaban que El Uali de El Aaiún, en esos momentos se encontraría en "una encerrona", debido a la tensa situación que acontecía  en el "Campamento de la dignidad saharaui", y que estaría intentando sobornar la todo saharaui "débil de conciencia", para que abandonen las jaimas y vuelvan con sus familias a El Aaiún.

Cabe destacar, que en Los Campamentos de la dignidad había  varios enfermos, ancianos y niños pequeños, careciendo de agua potable. Las fuerzas de seguridad estaban bloqueando las entradas del campamento, de éste modo aislando a los acampantes, quienes lógicamente necesitaban los elementos básicos de subsistencia humana, como son, agua, víveres, medicamentos, y todo lo concerniente a una supervivencia digna.

Fue un momento clave de evaluar que  indefectiblemente, debe aplicarse de un modo inminente el esperado REFERENDUM DE AUTODETERMINACIÓN, para el pueblo saharaui.

A 4 años de aquel inicio de lo que fue el intento de la gesta de la frustrada primavera árabe, el pueblo saharaui sigue esperando la autodeterminación que les corresponde por derecho, según lo avala la ley internacional.

Desde la Redacción de Futuro Saharaui, extendemos un afectuoso saludo a todos los valientes saharauis que de un modo u otro participaron de Gdeim Izik y a toda la comunidad internacional que se solidarizó en aquellos momentos especialmente por nuestra justa causa y nuestros legítimos reclamos.


Redacción: Darghamyo
Read more »

lunes, 29 de septiembre de 2014

Hassana El Wali, otro ciudadano saharaui muerto bajo la ocupación marroquí



En la tarde del 28 de septiembre 2014, recibimos la lamentable noticia del fallecimiento del preso político saharaui del Grupo de Dakhla, Sr. Hassana El Wali.

Según las primeras informaciones aparecidas en redes sociales a través de la Sra. Aminatou Haidar, presidenta del colectivo de defensores de derechos humanos CODESA, Hassana El Wali, de 43 años de edad, habría fallecido por falta de atención médica y secuelas de la tortura, en el Hospital Militar de la ciudad ocupada de Dakhla (Villa Cisneros), al Sur del Sáhara Occidental.

Según han publicado en agencia EFE, la familia del fallecido ha pedido un informe médico al hospital, para que se aclaren las circunstancias de su muerte, y la misma fuente revela que 12 horas después, la familia seguía sin recibir el solicitado informe.

La familia se ha negado a recibir el cadáver de Hassana El Wali mientras no se realice una autopsia independiente por su muerte, según dijeron a Efe fuentes de la Organización saharaui contra la tortura (OSCT), a la que pertenecía el fallecido.

Otra fuente extraoficial revela que a las 13 horas de hoy, 29 de septiembre, desde la ciudad ocupada de Boujdour, a 340 km. al norte de Dakhla, se habría confirmado una caravana de vehículos con destino a Dakhla, los cuales serían:

  • 20 furgonetas de fuerzas auxiliares
  • 22 furgonetas de la policía
  • 4 camiones cisternas anti disturbios
Read more »

jueves, 18 de septiembre de 2014

Dakhla ocupada: Miembro de la Coordinadora de Gdeim Izik se reunió con integrantes de la Asociación Vasca "Askapena"



El pasado 02 de septiembre 2014, en la ciudad ocupada de Dakhla, el Sr. Said Elmrabet, miembro de la Coordinadora de Gdeim Izik, se reunión con activistas vascos, miembros de la Asocación solidaria con el Sáhara Occidental, "Askapena".
En dicha reunión, participaron también activistas saharauis de la mencionada ciudad y se hizo una entrevista especial, entre la delegación vasca y la madre de Maichan Uld Mohamed Lamine Uld Chia., mártir saharaui, asesinado en el 2011 a manos de la policía marroquí.
En la reunión, que duró 4 horas, se abordaron todos los temas concernientes a la causa nacional saharaui, desde la situación de la población auctóctona saharaui indefensa en los Territorios ocupados del Sáhara Occidental, hasta el expolio de los recursos naturales saharauis.
Los representantes de la delegación de la Asociación "Askapena", reiteraron su absoluto apoyo a la causa saharaui y su compromiso incondicional para seguir trabajando como hasta ahora con el objetivo de aportar soluciones que beneficien al pueblo saharaui en sus legítimos derechos.

Ver información sobre la visita en Dakhla en el blog de ASKAPENA: http://www.askapena.org/fr/content/hirugarren-brigada-ere-kanporatu-du-marokoko-gobernuak-sahara-mendebaldetik

Reporte: Said Elmrabet
Redacción: Darghamyo









Read more »

martes, 16 de septiembre de 2014

El Aaiún ocupado: Represión marroquí contra manifestación pacífica de ciudadanos saharauis


En la tarde del 15 de septiembre 2014, en la ciudad ocupada de El Aaiún, se sucedieron manifestaciones pacíficas llevadas a cabo por activistas saharauis con posterior represión de las autoridades marroquíes de ocupación.
Dentro del marco de dichas manifestaciones, el Sr. Brahim Dahan y Maryam Albourhimi, se encontraban en el interiór de un Café, sin poder salir al exterior, ya que se encontraban rodeados por la policía.
Los miembros de la Coordinadora de Gdeim Izik, ancianos y jóvenes, adhiriéndose a esta convocatoria, se manifestaron a través de la Avenida Smara y luego sufrienron enfrentamientos con la policía marroquí.

La fuente revela que había muchos policías de paisano circulando en las calles de Mezouar y la Plaza de la Victoria en el Barrio de Maatalla.
Mientras los manifestantes saharauis se desplazaban por las calles, la policía iba cercándolos y la primera víctima saharaui fue el Sr. Hamza El Filali.
Luego de la brutal represión marroquí, se ha podido constatar un saldo de 15 ciudadanos saharauis heridos a manos de la policía marroqui:
  • Hamza Elfilali 
  • Idrris Ahl Sidi 
  • Sliman Brih 
  • Ghleya Jammani 
  • Lahbib Salhi 
  • Najem Sidi 
  • Taqi Elmashdofi 
  • Abd Elwadod Elmer 
  • Laila Alili 
  • Salima Limam 
  • Mbarka Aalina Aba Ali 
  • Maina Aba Ali 
  • Mohamed Lamin Elbourhimi 
  • Nour Din Elargoubi 
  • Hamza Hadi
Coordinadora de Gdeim Izik
El Aaiún ocupado
A 16 de septiembre 2014

Reporte: Said Elmrabet
Redacción: Darghamyo
Read more »

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Entrevista exclusiva con el representante del Frente Polisario en Brasil, Sr, Mohamed Zrug Jumani


Entrevistado por Said Zarwal

En primer lugar, como representante del Frente Polisario en Brasil, ¿cómo has recibido la noticia de la reciente decisión tomada por la cámara baja de los diputados de este país que consiste en establecer relaciones diplomáticas con la RASD?

Les agradezco la oportunidad que nos brindan, para hacer una serie de reflexiones, a partir de la reciente decisión de la Cámara de los Diputados de la Hermana República del Brasil, que insta a la Presidenta de la nación, a establecer relaciones diplomáticas con nuestro país.
La Resolución 6225, es en primer lugar un reconocimiento al derecho de nuestro pueblo a la independencia. Segundo, es un rotundo apoyo al Estado Saharaui, a seguir ampliando su espacio en el concierto internacional, en igualdad de condiciones con el resto de las naciones. Y tercero, al expresar dicho reconocimiento, el Congreso del Brasil, no solo evocó de manera meritorio, la trayectoria histórica de lucha del pueblo saharaui por su autodeterminación, destacando sus principales rasgos de sociedad abierta y tolerante, sino también, puso en valor, nuestro comprobado empeño en seguir resistiendo dignamente, el último caso de colonialismo en áfrica.  Los anteriores elementos, son los mismos que marruecos intenta negar en solitario, desde hace más de 39 años.
En los momentos que atraviesa nuestra lucha, la decisión del Parlamento del Brasil, representa un apoyo moral y político de gran trascendencia,  a nuestras ansias de plena libertad, al tiempo, que es una condena a marruecos, en la esquina de la memoria, donde siguen repudiados, regímenes de un pasado no muy lejano, como el de Pinochet, Strosner, Videla o el régimen segregacionista del Apartheid.

-----
Brasil es un país con un gran peso a nivel internacional al igual que su peso a nivel continental, además, forma parte de la organización BRICS, ¿cómo crees que va a ser el impacto de semejante decisión en la diplomacia marroquí en Latinoamérica?

La solicitud del reconocimiento con una cerrada unanimidad, es un mensaje claro a marruecos que las cosas, no volverán a ser como como antes en este país. En virtud de esta  Indicación del Congreso, Brasil estaría emplazado desde ya, a acometer pasos en sus relaciones con la República Saharaui; hacia la defensa de los derechos humanos en el territorio y hacia la asistencia de los refugiados.
El liderazgo que juega este país en la región, su activismo y el de sus instituciones, ante situaciones de política internacional, es seguido de muy cerca e incluso imitado, por sus socios en UNASUR, CELAC y MERCOSUR.
No hay la menor duda, en que dicho acuerdo, seguirá animando parlamentos nacionales y regionales, a persistir en su apoyo a la causa saharaui y en sus demandas, por fin a la ocupación ilegal de marruecos a nuestro territorio.

------
¿Nos puede usted dar más aclaraciones sobre esa decisión de la cámara baja de Brasil, la cual solicita explícitamente a la presidenta reconocer a la República Saharaui?

Me gustaría resaltar que una decisión de estas características, ha comportado en su ejecución el aporte de muchos aliados y solidarios con la causa saharaui dentro y fuerza del Congreso, desde que comenzó a gestarse, en un esfuerzo ya más centrado, desde diciembre de 2013. Desde entonces, las acciones han pasado la fase de la difusión y la sensibilización periódica, o lo que podríamos llamar, de toma de pulso, a, centrarse para este fin en concreto. Es decir, ayudar en mejorar, las acondicionantes políticas, que permitan al gobierno del Brasil, apostar por una decisión correcta. Para ello, no era suficiente, el apoyo de una parte de los diputados, ni tan siquiera, de una mayoría simple.
Las autoridades saharauis organizaron encuentros con todos los grupos políticos, independientemente del signo, con presidentes y miembros destacados de la comisión de relaciones internacionales y de derechos humanos. Era esencial, explicar a los legisladores, nuestros argumentos de forma serena y coherente. Nuestros aliados, lanzaron importantes iniciativas legislativas, a los largo de los anteriores meses, como interpelaciones al gobierno y dos audiencias públicas en Diciembre de 2013 y Abril 2014, con la asistencia de representantes del gobierno, expertos, periodistas y cuerpo diplomático.
En ese esfuerzo de trasmitir de forma cabal el punto de vista del Frente Polisario y de la República saharaui, visitaron el país, el Canciller de la República y el Ministro para las relaciones con américa Latina, con excelente acogida por parte de los representantes del gobierno y de las instituciones. Sumado, a un excelente trabajo previo de opinión realizado por el anterior representante del Frente Polisario, actual ministro de las Relaciones con África.
La Indicación fue acompañada además, con otra iniciativa, en la que doce de las mayores organizaciones cívicas y sindicales del país, expresaron al Gobierno la misma inquietud y fueron claves, en la movilización del apoyo de los grupos políticos dentro del Congreso.
A estos y a todas las fuerzas políticas brasileñas, la más sincera gratitud del pueblo saharaui y del Frente Polisario por su solidaridad.

-----

¿Sabe usted si existe alguna presión sobre el gobierno de Brasil para intentar disuadirle para que rechace la petición de los diputados? En virtud de su trabajo anterior como representante del frente Polisario en Chile, ¿crees que la reciente decisión tomada por la cámara baja de Brasil va animar a otros parlamentos para optar por la misma decisión en sus países?

La diplomacia marroquí, se basa en un ideario, que combina a la perfección y según lo amerite la ocasión, tres prácticas, propias de un ente mafioso, altamente fino en los métodos de dosificación del chantaje.
La Primera es, la del marruecos, de las “mil y una noches”; un reino de barra libre para los “amigos”. Un régimen, capaz de saciar todas las veleidades, caprichos y fantasías terrenales de un séquito de clientes, cuidadosamente seleccionados, a cuanto más influyentes, mejor. Los beneficiados, devenidos en lobistas del Majzan, salen con una losa en el pecho y un encargo entre las cejas.
Portadores de una Condecoración Real de una monarquía feudal, sus funciones son básicamente tres: combatir allí, donde quiera que esté, el mínimo peligro de exponer el tema del Sahara Occidental a la palestra. Invisibilizar el conflicto, relativizar su impacto y ningunear sus víctimas, es su más premiada encomienda. Instalarse como “consejeros” de cabecera, en temas del Magreb a cuanto gobierno o medio de prensa que se les ofrece; y por último, repetir como un mantra y en toda ocasión, las maravillas de un oasis de democracia y libertades en la región, llamado marruecos, que el mundo pierde el placer de descubrir, con cada día que pasa.  Esta carta, tuvo sus “tiempos de gloria”, no sin antes comprometer posiciones de principio de  gobiernos y personalidades que se presentaban como serios, y que con el paso del tiempo, quedaron muy mal damnificados.  
La Segunda práctica, es la del marruecos Mesiánico. Aquel, que aunque incapaz de sacar a su población de los índices más alarmantes de la miseria humana, o de justificar, el por qué se embarcó en una costosa aventura colonial, no se arruga, al presentase como un salvador; un amigo con “vastas influencias”, que aparece, justo en los malos momentos, a prestar una mano generosa.
Esta quizá, es la posición donde, se sienta más a gusto su diplomacia. Dominan a la perfección los rituales, gestos y ademanes de la situación, ancladas en su naturaleza aristocrática y feudal, que combina una imponente carga de servidumbre, con un desprecio y sometimiento al otro.
En este rubro entrarían, pequeños estados, aquí y allá; algunos gobiernos alineados con la francofonía y todos los que estuvieran en un momento dado, atravesando coyunturas políticas adversas; sea como consecuencia de golpes de estado, quiebras del orden institucional, amenazas terroristas o, “el diluvio universal”. La única, modesta e insignificante solicitud del cortejo real, es que el gobierno en cuestión, no decline por cortesía, emitir por anticipado, aquí y ahora, una declaración, papel o comunicado; ni falta hace muchas veces, que estuviese sin sellar ni firmar; donde diga, por el motivo más burdo que se le ocurra, que congela las relaciones diplomáticas con la República saharaui, o en su caso, que recuerda, que presionar a un amigo en los foros internacionales, no será de recibo.
Esta estrategia, suele introducirse muy sigilosamente, ante gobiernos más bien de relativa influencia, a través de un instrumento de relaciones bilaterales denominado, Acuerdo Marco de Cooperación y/o de Consultas Políticas, del cual marruecos, es un aisduo usuario y en donde, por la parte que le corresponde, sus resultados, jamás verán la luz.
Para todos los casos restantes, tan solo la amenaza del veto francés, ha demostrado ser suficiente.
Los anteriores métodos, aunque caídos en desgracia, por el empoderamiento cada vez más fuerte de los pueblos en sus asuntos de soberanía nacional, de vez en cuando marruecos, se aferra a un clavo ardiendo de este tipo, muy a sabiendas, que la fuerte solidaridad internacional y la eficacia y habilidad de la diplomacia saharaui lo revertirá, más temprano que tarde.
El desconcierto de la diplomacia marroquí, viene dado, y es a mí entender la tendencia general imperante, cuando ante nuevas circunstancias, tenga que lidiar con regímenes con alto estandarte democrático; en un tiempo marcado por las diversificadas formas de resistencia del pueblo saharaui; su amplio movimiento de solidaridad; con la insistencia de la diplomacia del Frente Polisario y el cansancio de la comunidad internacional. En ese escenario, ninguna de las anteriores prácticas, pueda ya, dar más de sí.
En muchas  cancillerías, ya no dudan en expresar a marruecos de forma directa, su disconformidad con la injustificada postura de dilatar hasta la extenuación el referéndum de autodeterminación; su contrariedad por la escandalosa violación a los derechos humanos que comete en los territorios ocupados, así como su rechazo, por las inaceptables intromisiones en asuntos de soberanía nacional, a causa de posiciones avanzadas, de apoyo a la causa saharaui y a su República. En muchas otras, esperan al menos, que marruecos hable de una cosa distinta, que no sea el Sahara Occidental.
El empoderamiento de las naciones sobre su soberanía nacional en su política exterior, insisto, así como el fuerte impacto cada vez más creciente, que tienen sobre esta, la opinión de sus instituciones, partidos, media, sociedad civil, e incluso, emergentes intereses nacionales estratégicos, que no necesariamente corresponden con la  visión marroquí, bloquean las viejas formas de actuar de su diplomacia.
Incapaz de encontrar homologables herramientas de reacción,  mínimamente de decoro ante el otro, que respondan a instrucciones casi kamikazes, que vienen insistentemente a modo de edictos desde Palacio, los embajadores marroquíes, se atascan y con visibles signos de desgaste, se empieza a anotar su desmoralización y efecto de retirada. Las diplomacias aliadas, Francia, España y arabia saudí, que servían y sirven aun, de sostén suplementario a sus carencias, no les profesan, la incondicional disposición de antaño, a intervenir con entusiasmo ante determinadas instancias o gobiernos, aun cuando su larga mano, sigue detrás, de la tímida postura de algunos estados  o la dubitativa, de otras tantas instituciones. Sin embargo, crece el número de países, que intercede en nombre del pueblo saharaui y sus derechos ante gobiernos amigos e instituciones internacionales.
Al mismo tiempo, las ingentes cantidades de dinero, invertidas en declarados lobys de presión, en Europa, Estados Unidos y las Naciones Unidas, han acabado en que estos, le terminan llamando la atención al pagador, poniendo plazos fijos a sus desmanes en el tema del Sahara Occidental, reprochar su deficitario sistema judicial y su, más que precario régimen de libertades.
Abrumada por el desconcierto, la diplomacia marroquí, saca al césped cuando convenga, la entrenada Tercera práctica. La de la víctima airada; cuyo honor de sangre azul, se ha puesto en cuestión de forma inclemente e injustificada, no solo por el congreso de Brasil en este caso, o el de chile, Suecia, Italia o Colombia -para citar algunos de los últimos ejemplos -sino también, por parte del Secretario General de las Naciones Unidas; su entorno; su Enviado Especial; la Unión Africana; la prensa libre; las organizaciones internacionales; los relatores de derechos humanos; el parlamento Europeo…
Sintiéndose incomprendida, y mal retribuida por los “altos servicios prestados”, por parte de los que había considerado aliados y cómplices de travesuras, se lamenta la poca sensibilidad de un mundo cruel, que es incapaz de ver, por último, la enorme importancia, de la estabilidad de la monarquía marroquí. Sobre esta última tesis, su diplomacia y lobistas, intentan asentar un frágil andamiaje argumentario, que liga de forma sorprendente, el apoyo a la independencia del Sahara occidental, con un supuesto tiro de gracia en ciernes a la monarquía, de consecuencias alertan, devastadoras.
Por todo lo que se juega Brasil en un tema de elemental justicia, marruecos no esta en condiciones de poder torcer, la voluntad de un país como Brasil.  Lo contrario sería cuanto menos, lamentable.
La Indicación 6225, está ahora sobre la mesa de Presidenta de la República, que es, la que en definitiva le corresponde la decisión final, en una temática como la que nos ocupa. Y lo que viene a anticipar el Parlamento a la mandataria es: usted, goza de nuestro total y absoluto apoyo a acometer, la decisión de establecer relaciones diplomáticas con la República Saharaui, en los mismos términos que en su día, se confirieron al estado de Palestina.
Lo anterior,  en política, es un signo muy importante, toda vez que los gobiernos, al tomar una decisión de política internacional, lo hagan además, movidos por una cuestión de consenso, en su política nacional. La resolución en poder de la Presidenta, está firmada por los 22 líderes de partidos que conforman la Cámara, incluidos, el líder de su partido;  las formaciones políticas de base de su gobierno, así como, por los líderes del resto de formaciones, que se presentan a las elecciones presidenciales.
Es nuestro deseo, que la Presidenta apueste, por las innumerables ventajas políticas y estratégicas de establecer relaciones con la República Saharaui, ahora y de cara al futuro, en una decisión que vaya a consolidar,  por lo demás, el lugar de Brasil en el mundo y en concreto, hacia nuestras naciones y pueblos africanos, azotados por una larga noche colonial.
Del mismo modo y es la más urgente, porque la decisión de reconocer  a la RASD, tendría su gran impacto positivo, en allanar el camino hacia una solución justa, la que una de las partes, se niega a aceptar, precisamente, porque entre otras cosas, mal interpreta y usa a su favor, la posición - que algunos la describen de tibia y hasta de ambigua - de países de peso como Brasil, para seguir alimentando su rebeldía contra la legalidad internacional.
Marruecos, ha declarado públicamente que no piensa aceptar el encargo de la comunidad internacional y de la legalidad, de ir a un referéndum de autodeterminación. Lo ha puesto por escrito. Y si a fecha de hoy, el Secretario General de las Naciones Unidas, llama al Consejo de Seguridad, a revisar el marco que había servido de argumento para las negociaciones desde Abril de 2007, poniendo como plazo, Abril del 2014, los gobiernos, tendrán que fijarse detenidamente en, qué había pasado entonces y desde entonces.
Recordemos que el 09 de Abril de 2004, Marruecos le comunica a las Naciones Unidas, su decisión de desligarse definitivamente, de la idea del referéndum y solo aceptaría hablar, en lo sucesivo, de una propuesta de autonomía innegociable, que empieza a presentar en todas las fiestas, ferias y rodeos, a partir del 2007. La conducta de Marruecos, fue trasmitida y transcrita por el Secretario General, en su informe al Consejo de Seguridad, del 23 de Abril del mismo año. 
Si el organismo mundial, diez años después, llama a revisar ese marco, lo que está diciendo, es que, certifica la defunción de un argumento, que solo había servido de diatriba para boicotear, el principio central, de consultar al pueblo saharaui sobre su futuro; consolidar la ocupación a través del saqueo de los recursos naturales y ensañarse, sin miramientos, en los civiles saharauis dentro de los territorios ocupados.
Ante este contexto, pocas son las alternativas que restan ante muchos gobiernos, llamados, a mover ficha. Nosotros creemos firmemente,  que esos deberían ser los elementos que animen a Brasil, a mover la suya y que el congreso de los diputados, ha concretizado en el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Saharaui. El mismo contexto y motivación, que curiosamente, animo a otro país como Brasil, miembro del BRICS, Sudáfrica, a que en las mismas fechas, el 01 de Agosto de 2004, comunicara su decisión de marcar distancia con la rebeldía marroquí contra la legalidad internacional, y estableció relaciones plenas con el Estado Saharaui.


Read more »

sábado, 6 de septiembre de 2014

CODESA se reúne con representantes de las embajadas USA y Holanda

El Aaiún, capital ocupada del Sahara Occidental, 5 sept 2014.- El colectivo CODESA se reunió el jueves con miembros de las embajadas de los Estados Unidos de América y Holanda en Rabat.


La reunión tuvo lugar en la ciudad ocupada de El Aaiún y centró en torno a la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental et la persistencia de las autoridades marroquíes a continuar expulsando los observadores extranjeros et a violar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población saharaui.


Las dos partes abordaron también las prácticas de acoso del que son víctimas los ciudadanos saharauis de las que las más destacadas son la detención arbitraria y los juicios injustos a causa de la posición con respecto a la cuestión del Sáhara Occidental y la participación en las manifestaciones pacíficas para reivindicar el derecho a la autodeterminación para el pueblo saharaui y la denuncia de la expoliación de los recursos naturales del territorio.




Fuente : SPS
Read more »

jueves, 4 de septiembre de 2014

La Cámara baja de Brasil pide a Rousseff que reconozca la República Saharaui


El Gobierno brasileño tendrá que posicionarse respecto al conflicto del Sahara Occidental tras recibir una petición de la Cámara baja para que reconozca el Estado Saharaui y condene las violaciones de derechos humanos en la antigua colonia española, informaron hoy fuentes diplomáticas.


José Bautista y Luna Gámez

Río de Janeiro, 3 sep.- El Gobierno brasileño tendrá que posicionarse respecto al conflicto del Sahara Occidental tras recibir una petición de la Cámara baja para que reconozca el Estado Saharaui y condene las violaciones de derechos humanos en la antigua colonia española, informaron hoy fuentes diplomáticas.

La petición de la Cámara de Diputados, con el respaldo de todos los partidos políticos, fue entregada la semana pasada al Ejecutivo por el representante del Frente Polisario en Brasil, Mohamed Zrug, quien aprovechó la ocasión para conversar sobre el asunto con el viceministro para Oriente Medio y África del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Paulo Cordeiro.

"Brasil defiende una solución justa, pacífica y mutuamente aceptable para el territorio, basada en el principio de la autodeterminación", dijeron fuentes de la Cancillería brasileña consultadas por Efe sobre la petición, aunque no aclararon si Brasil reconocerá la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

En su petición los diputados brasileños piden por unanimidad el establecimiento de relaciones diplomáticas con el Estado saharaui y el apoyo del Gobierno de Dilma Rousseff para que la misión de la ONUencargada de organizar el referéndum de autodeterminación (MINURSO) incluya en su mandato la observación de los derechos humanos en el Sahara Occidental.

El diputado socialista Alfredo Sirkis, autor de la petición aprobada por la Cámara Baja, reconoció que "existe una presión muy fuerte por parte de Marruecos" para que el Gobierno brasileño no reconozca al Estado saharaui.

"Hasta ahora Brasil no se pronunció sobre la violación de derechos humanos en el Sahara Occidental (...) existen grandes intereses de Brasil con Marruecos", dijo Sirkis a Efe.

En los últimos diez años Brasil, uno de los mayores graneros del mundo, multiplicó por seis las importaciones de fosfatos desde Marruecos, según datos de la Organización Mundial del Comercio.

El territorio saharaui controlado por Marruecos posee la mayor reserva mundial de fosfatos, materia prima para la elaboración de fertilizantes agrícolas.

Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otras organizaciones denuncian desde hace varios años la "sistemática violación de los derechos humanos en el territorio del Sahara Occidental y el expolio de los recursos naturales por parte de Marruecos".

Por su parte, el representante saharaui en el país, Mohamed Zrug, explicó que el Frente Polisario busca que Brasil adopte una posición como la deMéxico o Sudáfrica, que reconocen el Estado saharaui y mantienen buenas relaciones con Marruecos.

"Existe consenso en el parlamento y no hay motivos para que Brasil no establezca relaciones con la República Saharaui igual que hizo con Palestina", dijo a Efe el diplomático saharaui.

Zrug afirmó que el Polisario mantiene "relaciones muy cordiales y diálogo fluido" con el Ejecutivo brasileño y explicó que el reconocimiento de Brasil "presionaría a Marruecos para que no bloquee las negociaciones".

Ningún representante del Reino de Marruecos en Brasil accedió a responder a Efe sobre la decisión de la Cámara baja.

El Sahara Occidental es el último territorio pendiente de descolonización según la ONU. Tras la retirada de las tropas españolas en 1975, Marruecos ocupó el territorio y construyó un muro de 2.720 kilómetros que hasta la fecha divide a los saharauis que se refugiaron en el sur de Argelia y los que no huyeron.

En 1991, tras 16 años de guerra, la ONU inició un proceso de paz entre saharauis y marroquíes para organizar un referéndum de autodeterminación que no llegó a celebrarse.

Desde entonces, los saharauis intentan recabar apoyos a nivel internacional para presionar al Gobierno de Marruecos, contrario al plebiscito.

Brasil, Argentina y Chile son los únicos países de América Latina que todavía no reconocen a la República Saharaui.

(Agencia EFE)
Read more »

miércoles, 3 de septiembre de 2014

La Escuela de la Fundación EBSAR para discapacitados en El Aaiún ocupado da comienzo a su ciclo lectivo


El ex preso político saharaui y Presidente de la Fundación EBSAR para las personas con discapacidad, Sr. Sidi Mohamed Alouat, acaba de fundar una escuela para niños con capacidades diferentes en la ciudad ocupada de El Aaiún, capital del Sahara Occidental.
El pasado día lunes 01 de septiembre 2014, la Escuela de la Fundación EBSAR, dio comienzo a su ciclo lectivo 2014-2015.
Recordamos que el Sr. Sidi Mohamed Alouat, es un ex preso político saharaui, que padece una discapacidad física a nivel de una pierna. Aún así, ha sido víctima de innumerables episodios de detenciones y torturas por parte de las autoridades de ocupación marroquíes en el Sáhara Occidental. También cabe destacar que el Sr. Alouat hace unos meses ha quedado sin trabajo y sin ningún tipo de respaldo económico, tras ser despedido por su activismo en la causa nacional saharaui.

Read more »

domingo, 31 de agosto de 2014

La próxima Cumbre Euromediterránea y el Sahara Occidental

El próximo 17 de septiembre Madrid será la sede de una Cumbre de Jefes de Gobiernode los Países Mediterráneos. El momento no puede ser mas oportuno teniendo en cuenta los últimos acontecimientos en Libia, Siria, Irak y Gaza. Sólo cabe confiar que la preparación de la Cumbre, y los trabajos y resultados de la misma, estén a la altura de las circunstancias históricas con las que se enfrenta la región. A día de hoy no parece que se pueda contar, al menos públicamente, con la agenda y documentación del evento.
Los enfrentamientos tribales en Libia, los conflictos bélicos económico-religiosos, por el control del territorio, en los países antes mencionados, junto a la reciente creación del califato de Abu Bakar Al Bagdadi (IE), cuyas fronteras irían desde la India a los Pirineos y las ramificaciones del integrismo yihadista en la región, serán a buen seguro el plato fuerte de la Cumbre.
Pero si se quisiera, no solo ir buscando soluciones para pacificar la región, sino también ir promoviendo su desarrollo e integración, tal y como se intentó en la fallida iniciativa de España “Proceso de Barcelona” o en la hasta hoy simbólica “Unión por el Mediterráneo”, promovida por Sarkozy, deberían sentarse las bases para la desactivación de conflictos políticos que duran casi cuatro lustros, como es el caso del Sahara Occidental.
El conflicto saharaui lamentablemente viene alimentando el tradicional desencuentro de Marruecos y Argelia, lo que impide la construcción de un estratégico y privilegiado espacio político y económico por su vecindad y lazos con los países de la Europa mediterránea y por su potencial demográfico y de crecimiento económico.
Unos cientos de kilómetros mas al sur, en el colindante Sahel, las bandas de delincuencia organizada, a veces camufladas bajo franquicias yihadistas, operan en la inmensidad de territorios fuera de control por  Estados de escasos y rudimentarios recursos, creando una amplísima franja que irradia inseguridad a la región.
Todas estas circunstancias crean el caldo de cultivo para la expansión de las versiones mas rigoristas del Islam que abren una brecha infranqueable para la educación de la población en los valores de la libertad, la democracia, la igualdad de hombres y mujeres y el respeto a los Derechos Humanos.
No se puede desaprovechar ninguna oportunidad, como la que representa esta Cumbre, para exigir a los gobiernos que en ella participan, la obligación de comprometerse activamente a ir desactivando los conflictos de la Región y aplicando de forma prioritaria políticas orientadas a elevar el nivel de vida de sus habitantes.
En ese sentido, creo que debería considerarse la participación en la Cumbre, aunque fuera con el estatuto de observador,  de actores como el Frente Polisario, que queremos pensar que sigue atentamente la organización de la Cumbre, aunque sólo sea a través de su principal aliado, Argelia, y que está obligado a emitir algún tipo de declaración o comunicado fijando una posición política sobre el futuro de la región, que vaya mas allá de la tradicional reclamación del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas.
Lehdía Mohamed Dafa
Read more »

lunes, 25 de agosto de 2014

¿Dónde está El-Jalil Ahmed ?


Rachid Ahmed recibe un gesto cariñoso de su padre
Rachid, saharaui afincado en Euskadi, busca a su padre, miembro del Polisario desaparecido en Argelia en 2009
Un reportaje de Marta Martínez - Lunes, 25 de Agosto de 2014
Rachid Khalil no sabe nada de su padre desde hace cinco años. Su rastro se perdió el 9 de enero de 2009 en Argelia, a donde acudió para impartir conferencias en varias universidades como intelectual y presidente de derechos humanos en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf. “Soy un hijo desesperado que solo quiere saber dónde está su padre”, reclama Rachid, residente en Arrasate. Sus palabras se dirigen al Frente Polisario, su gobierno.
“Si ha cometido un delito, tenemos que saberlo. Tiene derecho a un abogado, un juicio. Si le condenan a 40 años, pues tendrá que cumplirlos, la ley es igual para todos, pero tenemos que saberlo, tenemos derecho a visitarle. Su mujer y sus hijos no le hemos visto ni sabemos nada de él desde hace cinco años. Estamos preocupados”, clama desesperado.
Su padre, Ahmed Khalil Breh fue un destacado dirigente del Frente Polisario hasta principios de los años 90. Entre los cargos que ostentó se encuentra el de responsable de Seguridad militar y civil en los campamentos, responsable de medios de comunicación y primer secretario del Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática en Tinduf. En Marruecos es conocido como Carlos, por sus huidas de cárceles marroquíes en los años 70; en el Sahara Occidental, su sobrenombre es la Caja negra, por la cantidad de secretos que conoce del Sahara Occidental, explica su hijo.
Ahmed Khalil ingresó en el Frente Polisario en 1978. Era un intelectual -tiene doctorados en Psicología Social, Antropología y Filosofía, y domina siete idiomas- que llegó a hacerse un hueco en la cúpula del poder saharaui. Sin embargo, en 1991, cuando era la mano derecha del presidente, fue retenido durante seis meses. “Lo detuvo el Frente Polisario, eran luchas internas entre él y otros miembros, lo querían quitar de en medio”, explica su hijo. No se le imputó ningún cargo y, al recuperar la libertad, Ahmed Khalil se apartó del Gobierno y se retiró a su jaima a escribir. También ejercía de periodista, y en los últimos tiempos era el responsable de los derechos humanos en Tinduf.
La desaparición Rachid cree que fue enviado a Argelia deliberadamente, que su desaparición no es ninguna casualidad. “Mi padre es crítico con el actual Gobierno de la RASD y supone un peligro por su condición de periodista y disidente”, apunta su hijo. Su rastro se perdió en enero de 2009. “Según los testigos que presenciaron la detención, fue introducido en un vehículo por cuatro miembros de la policía secreta militar y fue escoltado por otro vehículo de apoyo”, narra Rachid. Tres meses después pudieron saber que su padre se encontraba en una cárcel militar argelina. Su hermano mayor, incluso, tuvo la oportunidad de visitarle en una ocasión. Desde entonces, ni una noticia. No saben nada de su estado jurídico, ni de su estado de salud. Tampoco han podido verle más.
“Yo tuve la oportunidad de hablar con el presidente Mohamed Abdelaziz en Sevilla y él me dijo que no me preocupara, que Ahmed Khalil era su hijo, que estaban trabajando en eso”, explica. Pero sigue sin saber nada. Rachid es el único de sus hermanos que reside fuera de los campamentos saharauis. Llegó al Estado español en el año 2005 y ahora vive en Arrasate. “He tocado ya todas las puertas y no consigo nada”, lamenta. Se siente impotente. “Estamos destrozados. Solo queremos saber cuál es el estado de mi padre”, pide.
Read more »